Definir la confianza y el riesgo

 

En esta prueba, como en el resto de pruebas de muestreo, estaremos analizando una muestra representativa de la población y deberemos aceptar que existe un porcentaje de riesgo que debemos medir y aceptar a la hora de realizar dichas pruebas.

 

Riesgo general de auditoría: El riesgo es el complementario de la confianza, es decir, uno menos el porcentaje de Nivel de Confianza de la prueba. En la práctica habitual de auditoría se utiliza un 90% para aquellas auditorías recurrentes o de bajo riesgo y un 95% para aquellas auditorías nuevas o de riesgo.

 

El Nivel de Confianza o Riesgo Alfa es la seguridad que desea obtener el auditor en el resultado de sus pruebas.

 

Es la probabilidad de que las conclusiones estadísticas del auditor sean correctas. El nivel de confianza se determina teniendo en consideración el máximo riesgo de muestreo que el auditor pueda tolerar. El complemento del nivel de confianza es el riesgo de que se acepte como bueno un sistema de control interno no efectivo. El auditor debe prestar su mayor atención a este tipo de riesgo. (“Aplicación del Muestreo Estadístico a la Auditoría”, Juan Antonio de Agustín Melendro).

 

Ejemplo: De una muestra de 100 con una confianza del 95% sólo 95 muestras serán representativas y 5 muestras no serán representativas de la población de origen. Por tanto, las conclusiones del auditor acerca de la población objeto de muestreo estarán equivocadas en un 5% de los casos.

 

Como regla general, se suele utilizar el nivel de confianza complementario al riesgo general de auditoría asumido al principio en la planificación.

 

Tipo de Trabajo de Auditoría

Confianza Requerida

Riesgo de Auditoría Asumido

NORMAL

90%

10%

ESPECIAL

95%

5%

 

 

 Determinar la Precisión

 

En este tipo de muestreo se trata de comprobar que los atributos establecidos para la prueba se cumplen y que el número de errores no supera un determinado límite prefijado. Este límite se llama Límite Superior de Precisión  y se expresa como un porcentaje llamado Tasa Superior de Precisión.

 

Tasa superior de precisión (Tsp): Representa un porcentaje máximo de error establecido por el auditor, de tal modo que la aparición de errores o desviaciones de los procedimientos de control interno que rebasen ese porcentaje reducirían o invalidarían la confianza en el control interno objeto de revisión.

 

El rango de precisión recomendado, según tablas, viene definido según el objetivo de confianza en los sistemas de control interno que hayamos definido en la fase 1) Objetivo. Por ejemplo, si hemos establecido una hipótesis de partida de un control interno moderado (ver tabla 1) se recomendará una Tasa Superior de Precisión de  entre el 6% y el 12%, estableciéndose por defecto un valor intermedio.

 

El valor que el auditor estime oportuno utilizar dependerá de su criterio y del conocimiento que tenga de la empresa o área sujeta a revisión. La recomendación establecida en las tablas publicadas por el AICPA es que se escoja un valor entre los márgenes recomendados y se justifique la elección del valor finalmente escogido.

 

Parámetros de cálculo de la muestra

 

Tipo de distribución: Existen varios tipos de distribución estadística que se pueden utilizar para seleccionar la muestra más adecuada. Se han escogido las dos distribuciones más utilizadas en auditoría: la Distribución Binomial y la Distribución de Poisson.

 

Criterio de selección: Además, se puede tener en cuenta el valor cuantitativo de la población objeto de revisión o no, es decir, se puede asignar una mayor probabilidad de que las partidas de mayor tamaño sean escogidas para la muestra frente a las de menor tamaño.

 

Criterio de selección unitario: Cada una de las partidas que componen la población o universo tienen la misma probabilidad de ser escogidas.

 

Criterio de selección proporcional al tamaño: Aquellas partidas con un mayor valor numérico o, en su caso, monetario tendrán una mayor probabilidad de ser escogidas.

 

En este caso es necesario seleccionar el campo correspondiente al valor numérico:

 

Campo principal: Campo que contiene la información monetaria por cada uno de los elementos.

 

En este tipo de selección se está considerando una población equivalente a la suma de todos los importes correspondientes al campo seleccionado como principal. Es decir, la población a muestrear no será el número de elementos o ítems sino la suma de sus importes. De este modo, cuando obtengamos las n muestras necesarias de unidades monetarias, es posible que pertenezcan a diferentes elementos físicos (por ejemplo, una factura), o que varias muestras pertenezcan al mismo elemento físico (por ejemplo, varias muestras están contenidas en una sola factura que normalmente suele ser de importe elevado).

 

La ventaja de este tipo de selección se puede resumir en que, para que una muestra sea representativa de la población podemos necesitar n elementos monetarios pero que se encuentran en  un menor número de elementos físicos. De modo que, por ejemplo, revisando 20 facturas físicas podemos estar revisando una muestra de 30 elementos.